Descubre
nuestra historia

Descubre
nuestra historia

Descubre
nuestra historia

Descubre
nuestra historia

Descubre
nuestra historia

Descubre
nuestra historia

Descubre
nuestra historia

Descubre
nuestra historia

Descubre
nuestra historia

TRADICIÓN: del latín tradere “entregar”es el conjunto de conocimientos, costumbres y creencias que se transmiten de generación en generación por considerarse de alto valor para la propia cultura.

Más de 100 años de buena charcutería vinculada a la tradición familiar y al territorio.

Embutidos Espina nace en Vic en 1911. Este mismo año la família Espina-Sardà había trasladado su residencia a la ciudad desde la masia “L’Espina” (s.X) para establecer allí una pequeña fábrica de embutidos y conservas.

Desde entonces 4 generaciones hicieron crecer y evolucionar la empresa hasta nuestros días. La situación de la comarca, su clima y su entorno han sido determinantes para que en esta tierra haya florecido un sello tradicional de embutidos de gran calidad que todavía hoy son referente en toda Europa.

Desde hace más de un siglo la família Espina viene ofreciendo embutidos de primerisima calidad basada en la sabiduría y la modernización tecnológica de los procesos industriales.

Hoy Embutidos Espina está pesente en los principales mercados europeos y cuenta con la certificación de calidad más exigentes IFS y BRC.

Fechas más relevantes

  • 1911. Espina se establece en Vic y inaugura un obrador de conservas y salchichones comercializados bajo la marca Santa Ana.
  • 1930. Con la nueva marca comercial A.Espina, la empresa sigue ganando mercado peninsular aprovechando las redes ferroviarias en expansión.
  • 1955. Con la marca “Hijo de A. Espina”, Ramón Espina amplía la gama de productos fabricados: salchichones, fuets, butifarras, chorizos, lomos, bayonas, mantecas, jamones curados, serranos y andorranos.
  • 1960. Con la marca R. Espina, Miquel Espina incorpora los primeros moldes de jamón York. También se empiezan a fabricar vientres ahumados, mortadelas, cabecero de cerdo y patés.
  • 1975. Se inaugura la nueva fábrica especializada en jamón cocido.
  • 1980. Miquel Espina y Juli Espina desarrollan el Jamón cocido sin fosfatos. La empresa se moderniza para su ingreso en la CEE.
  • 1990. Juli Espina internacionaliza la empresa e impulsa una nueva planta de productos loncheados.
  • 2011. Centenario de la empresa con nueva tecnología y con todo un mercado global por delante.
Primer obrador en Vic (Carrer Manlleu) - 1911
Segundo obrador en Vic (Carrer Nou) - 1920
Primera fábrica especializada en jamón cocido - 1975
Nueva planta de loncheados con la tecnología más avanzada - 2000

En conmemoración de los 100 años de “Embotits Espina” se editó el libro: Embotits Espina 1911 - 2011. 100 años.

La historia de una empresa familiar y centenaria vinculada a una tierra, una cultura y un país.

Textos de Santi Ponce i Vivet
Historiador
Universitat de Vic